Prensa

10 julio, 2016

Cantones de Heredia tienen las mejores condiciones de vida del país

Ocho de los 10 municipios tienen un IDH por encima del promedio nacional

Heredia sobresale como la provincia cuyos cantones tienen las mejores condiciones de vida del país. 
De acuerdo con la última medición del Índice de Desarrollo Humano Cantonal (IDH), ocho de los diez cantones que integran la provincia, superan el promedio país. 
Estos municipios obtuvieron calificaciones superiores a los 0,8 puntos.
 
Por el contrario, una provincia como Limón reporta a todos sus cantones por debajo del promedio nacional. Alberga, además, el penúltimo cantón con el peor puntaje del país: Talamanca.
“Persisten las grandes desigualdades entre los cantones de Costa Rica, esto, pese a que cada vez más población se ubica en las categorías de alto y muy alto desarrollo humano”, explicó Paola Omodeo, de la escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR). 
El Índice se basa en datos de 2014 y evalúa a los cantones en tres componentes básicos: vida larga y saludable (esperanza de vida al nacer), educación (alfabetización y tasa neta de matrícula educativa) y nivel de vida digno (bienestar material). 
El promedio de los puntajes obtenidos en las tres variables determina el IDH, siendo 1 el mayor valor. 
 
Las dos caras de Heredia
 
Belén es el que lleva la batuta en la provincia florence con un puntaje de 0,920. Tal calificación le sirvió, además, para ubicarse como el tercer mejor cantón a nivel nacional en desarrollo humano.
A criterio de Horacio Alvarado, alcalde de ese municipio, la clave ha estado en censar su población y crear programas diferenciados para combatir los problemas. 
“Hicimos un censo para identificar a familias en extrema pobreza. Eso nos permitió canalizar mejor los esfuerzos y ayudarlos a desarrollar hasta sus propios emprendimientos”, comentó.
La posición de Belén no sorprende. El cantón no ha reportado un nivel inferior al cuarto puesto a nivel nacional desde el inicio de la medición del Índice en 2001.
Una esperanza de vida de 83,9 años y tasas de matrícula secundaria del 90,2% aportan a los números.
 
Así como Heredia tiene a uno de los cantones mejor ubicados en el ranking , también alberga dos con notables desigualdades.
Los cantones de Santa Bárbara y Sarapiquí son los más rezagados de la provincia con puntuaciones de 0,795 y 0,679, respectivamente.
En el caso de Sarapiquí, además, sobresale por ubicarse entre las diez posiciones más bajas del país.
El acceso a la educación es uno de los puntos más débiles en la evaluación del municipio.
 
La tasa bruta de matrícula en centros educativos de secundaria es del 78%. Como referencia, Santa Ana, el cantón con el desarrollo humano más avanzado del país, ese porcentaje asciende al 94,3%.
Pese a la baja puntuación, el cantón logra ubicarse por encima del límite de desarrollo, según consta en el informe. 
“Para el 2014 el 66,7% de la población se ubicó en la categoría de alto y muy alto desarrollo humano, mientras que en el 2010 fue del 50%”, recordó Omedeo, de la Universidad de Costa Rica.
 
Caribe no repunta
 
Contrario a Heredia, la provincia de Limón tiene a sus seis cantones con puntuaciones por debajo del promedio del índice (IDHC).
Talamanca es uno de ellos, su puntuación de 0,684 lo ubica como el cantón con el desarrollo humano más bajo de la provincia y el penúltimo en desarrollo del país. 
Las condiciones de vida en Talamanca están solo por encima de las que imperan en Los Chiles, el colero del ranking.
 
El cantón del atlántico es castigado desde todos los frentes medidos por el indicador, desde acceso y permanencia en el sistema educativo hasta salud.
Permanecer en las últimas posiciones del ranking de cantones, y de la provincia, es algo con lo que Talamanca ha venido lidiando –por lo menos– desde los últimos 13 años.
Al mismo tiempo, se trata de un tema recurrente y medido por otros indicadores a nivel nacional, como el Índice de Progreso Social (IPS), el de Desarrollo Humano (IDH, del Ministerio de Planificación), o el de Competitividad Cantonal (ICC, de la Universidad de Costa Rica).
 
En el Índice de Progreso Social (IPS), presentado en marzo pasado, también se dibujaba un panorama sombrío para un cantón como Talamanca.
En ese indicador, el acceso a la información y las comunicaciones fue uno de los componentes de progreso que más limitaron al cantón.

Fuente: El Financiero